Dr. José Orlando Bidó Franco

Neurocirugía Funcional y Estereotáxica

Dolor de Espalda (lumbalgia) Crónica

Denervación de la faceta articular por radiofrecuencia

La denervación de la articulación facetaría por radiofrecuencia es un procedimiento seguro y efectivo para el tratamiento del dolor de espalda o cuello que surgen de las articulaciones de la carillas o facetas articulares lumbares o cervicales. También se conoce como ablación por radiofrecuencia, neurotomía, rizotomía o rizólisis.

Las articulaciones de la faceta conectan los huesos de la columna espinal. Estas pequeñas articulaciones en la parte posterior de la columna vertebral proporcionan estabilidad y flexibilidad a la columna vertebral y pueden llegar a ser dolorosas con la edad, el desgaste y las lesiones. Las articulaciones de las facetas son la fuente de dolor en hasta el 40% de los pacientes de edad avanzada con dolor de espalda baja y más del 50% de los pacientes con dolor de cuello por lesiones de sacudida cervical. Los nervios mediales de la raíz, localizados cerca de las articulaciones de la carilla, transmiten las señales del dolor de las articulaciones de la carilla a su cerebro.

Si las articulaciones de la carilla lumbar o cervical se han confirmado como la fuente de su dolor, generalmente por bloqueo diagnóstico de la rama medial, entonces es probable que la denervación de la articulación de la faceta por radiofrecuencia sea un tratamiento eficaz para su dolor lumbar o de cuello. La energía de radiofrecuencia se utiliza para interrumpir la función de un nervio de rama medial, de modo que ya no pueda transmitir señales de dolor de una articulación facetaría.

Realizo la denervación  de facetas por radiofrecuencia como un procedimiento ambulatorio. Todos los pacientes reciben sedación intravenosa para asegurarse de que estén lo más cómodos posible durante el procedimiento. Utilizo un anestésico local para adormecer la piel antes de insertar con precisión una aguja con guía de rayos X junto al nervio de la rama medial de la articulación facetária. Verifico que la aguja esté colocada correctamente estimulando el nervio. Esto puede causar espasmos musculares y provocar parte de su dolor. Una vez que la aguja esté en la posición correcta, el área será adormecida y la energía de radiofrecuencia usada para interrumpir el nervio de rama medial. Varios nervios necesitan ser tratados para obtener un alivio óptimo del dolor. Se le monitoreará durante 1-2 horas después del procedimiento antes del alta.

La denervación de la articulación facetaría por radiofrecuencia es un procedimiento mínimamente invasivo y los efectos secundarios graves son raros. Usted puede experimentar moretones locales y molestias y puede sentir dolor por unas semanas. Esto es normal, y es generalmente debido a la irritación del músculo y del nervio. El alivio completo del dolor del procedimiento puede tardar varias semanas. La mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar dentro de los dos días siguientes al procedimiento.

Los nervios se regeneran después de la denervación de la articulación facetaría por radiofrecuencia. Esto suele tardar entre seis meses y dos años. Su dolor puede o no regresar cuando el nervio se regenera. Si lo hace, el procedimiento se puede repetir en múltiples ocasiones si es necesario.